Estará disponible con un motor 2.0 litros de 170 CV, y el inédito motor de tres cilindros de 1.5 litroS y 123 CV de potencia.

En el marco del Salón Internacional del Automóvil de Buenos Aires 2017, Ford Argentina presentó la nueva Ecosport. Hay que recordar que la Ecosport es un producto originalmente creado y diseñado en Sudamérica bajo la denominación de “Proyecto Amazon”, y cuya primera versión fue lanzada en 2003, la cual dio origen a un nuevo segmento, el de las SUV compactas, que ha sabido liderar por mucho tiempo.

Se trata de un vehículo innovador y rupturista, el cual llega renovado incorporando un nuevo motor 1.5 litros de tres cilindros capaz de entregar 123 CV de potencia que estará disponible junto al reconocido 2.0 litros, que eroga 170 CV de potencia. Para destacar, este será el primer vehículo de la marca en todo el mundo en ofrecer este inédito impulsor.

 

UNA NOVEDAD ES EL TECHO SOLAR, QUE CONVIVE CON UNA EXCLUSIVA PANTALLA FLOTANTE MULTIFUNCIÓN DE 8”, DE ALTA RESOLUCIÓN, PRINCIPAL PUNTO DE ACCESO AL SISTEMA SYNC 3, COMPATIBLE CON APPLE CAR PLAY® Y ANDROID AUTO®.

 

En un actualizado diseño exterior se destacan el frente del vehículo, con la nueva impronta global de las SUV de la marca, y las nuevas llantas. Las luces de xenón son parte del equipamiento que modifican y suman al frontal de la Ecosport.

 

 

En lo que respecta al interior, se ha superado a sí misma entregando un nuevo nivel de confort y elegancia que se reconoce en cada detalle. Una novedad es el techo solar, que convive con una exclusiva pantalla flotante multifunción de 8”, de alta resolución, principal punto de acceso al sistema SYNC 3, compatible con Apple Car Play® y Android Auto®. Cuenta con capacidad de reconocimiento de voz, que fue mejorada y hace increíblemente simple el modo de uso. Se puede operar la pantalla táctil tal como se hace con un smartphone, mejorando la velocidad de reacción y la interfase con el usuario. También ofrece navegador satelital integrado.

 

Confort y tecnología son las cualidades que definen al renovado interior que abunda en terminaciones de calidad. El apoyabrazos deslizante con compartimiento integrado y numerosos detalles de confort dan cuenta de la nueva experiencia que propone Ford para su SUV compacta.

 

 

Otra novedad es el nuevo tablero, que alberga los controles e indicadores, tales como velocímetro y tacómetro, entre otros, y las nuevas levas al volante, que le otorgan deportividad.

 

Sin lugar a dudas, Ecosport es un verdadero ícono de su segmento, que supo ganar cada vez más adeptos hasta convertirse en un éxito de ventas en el país. Con los recientes anuncios de que será lanzada en el mercado norteamericano, el modelo estará disponible en más de 100 mercados en todo el mundo, ratifcando que se trata de un vehículo global.

Durante test y pruebas de manejo, quedó demostrada no sólo una versatilidad para su uso urbano, sino que fuera de camino ha sorprendido en cada una de sus versiones. Con su renovación actual, la invitación de la marca es a poner en acción la imaginación para llegar más lejos. La nueva generación de Ecosport se renueva para elevar la vara de su segmento ofreciendo un excelente nivel de calidad en materiales y terminaciones e incorporando las últimas tecnologías disponibles en materia de conectividad y seguridad.

 

La versatilidad y tecnología de esta SUV compacta brindan a los clientes una gran agilidad de manejo urbano y capacidades sorprendentes en los caminos fuera de la ciudad. El techo corredizo, los asientos térmicos y el asiento eléctrico ajustable en seis direcciones para el conductor son sólo algunas de las características estándar.

Ya para finalizar, vale mencionar que en la nueva Ecosport se podrá disfrutar del acceso al vehículo y del encendido del motor sin utilizar la llave, algo realmente útil y más que confortable para el conductor.

 

AÑOS DE LIDERAZGO

Nacida bajo el nombre de “Proyecto Amazon”, la Ford Ecosport fue parte de un plan de reestructuración de la marca en la región a principios de la década pasada. Corría 2002 cuando se mostraba por primera vez un prototipo, precisamente denominado “Amazon”, que adelantaba fielmente cómo iba a ser la nueva apuesta de Ford en esta parte del mundo, donde se encargó de crear un segmento nuevo, el de las SUV compactas. La Ecosport fue lanzada en la región en 2003, mismo año en el que llegó a la Argentina. Desde sus orígenes se ofreció con un simpático diseño que rápidamente “entró por los ojos”.

 

Se ofrecía con tres niveles de equipamiento: XL Plus, XLS y XLT, siendo este último el más completo, con doble airbag y ABS como equipamiento destacado. Desde sus orígenes, los moto- res fueron, en primer lugar, el naftero 1.6 litro de 8v y 98 CV disponible para las versiones XL Plus y XLS, que además podían contar con el diésel 1.4 TDCi de 68 CV, mientras que en lo alto de la gama había un 2.0/16v de 145 CV, exclusivo para la variante XLT. Meses más tarde llegaría la Ecosport 4WD versión 4×4, con el equipamiento XLT y esquema de tracción a cargo de un sistema de reparto de potencia automático a cada eje.

 

Gracias al éxito logrado, la gama se mantuvo por unos cuantos años, hasta que en 2007 Ford decidió incorporarle pequeños cambios estéticos para mantenerla actualizada. Las diferencias pasaban por el sector frontal, que incluía nuevo capó, ópticas, parrilla y paragolpes, mientras que en el lateral eran de la partida renovadas llantas (de chapa y aleación), y atrás estrenaba ópticas con nuevo diseño. A pesar de los cambios estéticos, se mantenía el equipamiento principal, las mecánicas y un detalle que hizo popular a la Ecosport: la rueda de auxilio “colgada” del portón trasero.

 

Durante muchos años, la Ecosport tuvo la particularidad de ser el único modelo del segmento de los SUV compactos en el país, algo que sumado a su amplia gama y a la gran aceptación por parte del público, le allanó el camino para convertirse en toda una revolución en la región. Este éxito comercial de la Ecosport en toda América del Sur dio origen a que la próxima generación del crossover sea un modelo global. Este nuevo producto global de la marca del óvalo nace del concepto “One Ford” y tomó forma en el Centro de Desarrollo de Camacari, Brasil. Utilizó como base la plataforma global del segmento B.

 

Exteriormente, adoptó las líneas del nuevo estilo de la marca, el Kinetic Design, con la toma de aire trapezoidal de grandes proporciones, las ópticas más angostas y alargadas con tecnología led, apliques cromados y en aluminio, techo vidriado, una caída de cola parecida a la de la Kuga y el clásico neumático de repuesto en el portón trasero. Todo esto le dio una presencia mucho más robusta.