La reconocida fotógrafa participó de una nueva campaña en la que se fusionan el arte, la publicidad y tres referentes de nuestro tiempo: la ambientadora musical Soledad Rodríguez Zubieta, el actor Juan Gil Navarro y el periodista Nicolás Artusi.

La bio de Gaby Herbstein dice: “Fotógrafa y artista visual nacida en Buenos Aires, en 1969. Con veintitrés años de carrera, ha trabajado y participado en exhibiciones individuales y colectivas en países como Argentina, México, Brasil, Chile, Perú, Estados Unidos, Rusia, China y Japón, entre otros. Su trabajo ha aparecido en importantes publicaciones líderes tanto nacionales e internacionales, como Harper’s Bazaar, Elle, Vogue Latinoamérica, Cosmopolitan, Marie Claire, Novum World of Graphic Design, International Designers Network (IDN) y Diario Rheinsprung, entre otras. Ha sido galardonada con premios y reconocimientos tales como el Premio Clover, otorgado por Swarovski, donde se premió a la artista por ser una figura influyente del mundo del arte, moda, deporte y ciencia; Mejor libro del año para su libro Aves del Paraíso, otorgado por la Cámara Argentina de Publicaciones; Premio de la Fundación Huésped, galardón que recibe por la ayuda en la toma de conciencia sobre la prevención de la propagación del virus HIV a través de cuatro proyectos fotográficos; Medalla de Oro en la categoría Fine Art (People); Medalla de Plata en la categoría Libros Fine Art, en los premios Prix de la Photograhie Paris 2015, por su más reciente proyecto ‘Estados de conciencia’; ganadora del premio de Latin American Photography and Illustration (2016), Phi de la serie ‘Divina belleza’; premio a Mujer Creativa 2017 otorgado por el Círculo de Mujeres Creativas y la Universidad de Palermo”.

 

Hoy, un nuevo desafío se presenta en la vida de una de las fotógrafas argentinas más destacadas de nuestro tiempo: su colaboración con Altos del Plata, donde retrató a tres referentes del mundo de la actuación, el periodismo y el lifestyle enmarcados en las emblemáticas alas de la marca. Así, Juan Gil Navarro, Nicolás Artusi y la DJ Soledad Rodríguez Zubieta fueron inmortalizados por su exquisita lente, en un proyecto cuyos resultados están a la vista en las imágenes que ilustran este reportaje.

 

–¿Cómo fue esta aventura con Altos del Plata?

–Altos del Plata me convoca para continuar con la campaña “Apuntá Alto”, que comenzó el año pasado. Por supuesto me entusiasmó muchísimo la idea por la propuesta conceptual y estética. Las aves son una inspiración desde hace mucho tiempo para mí. De hecho, mi primer libro se llamó Aves del Paraíso. La propuesta de retratar a tres personalidades y diseñarles alas para las tomas inspiradas en cada uno de ellos y tomando al cóndor andino como ícono fue un desafío muy divertido y un placer en sí idearlo y concretarlo. La idea de poder tomar conciencia de nuestros propios potenciales, de que todos tenemos nuestras propias alas y así poder animarnos a desplegarlas, es también un ingrediente muy potente.

–¿Cómo es tu método de trabajo a la hora de poner tu arte al servicio de una marca?

–Simplemente, lo que hago es escuchar las necesidades y requerimientos de la marca y proponerles una idea que aporte a embellecer su imagen.

 

–¿Qué cosas priorizás o nunca cambiarías de tu esencia en este tipo de trabajos?

–Pienso que la esencia es algo que se lleva en la sangre, es difícil cambiarla. Es lo que te sale naturalmente, sea un proyecto propio o a pedido de un cliente. Por esa esencia en particular te eligen también para trabajar, ¿no? Entonces… ¡que fluya!

–Cómo fue la elección de los personajes para esta campaña y cómo los hiciste interactuar frente a la propuesta de Altos del Plata?

–La elección de las personalidades que participaron no fue mía sino de Altos del Plata. Lo que yo hice fue inspirarme en cada uno de ellos para pensar las ideas para las tomas y el diseño de las alas.

 

“Me siento feliz de dónde vine, en dónde estoy y hacia dónde voy.”

 

–¿Qué significan para vos las alas? ¿Siempre intentás volar alto?

–Representan el deseo ilimitado, lanzarse al vacío y animarse a salir de la zona de confort. La libertad.

–¿Cómo ves al mundo de la fotografía en la era digital? ¿Cómo creés que las redes sociales impactaron en este universo?

–Lo veo muy efímero, con poca idea de fondo en la construcción de las imágenes. Pero a la vez me gusta que se fotografíe mucho, que sea una moda hacerles foco a los detalles, a los momentos y a las cosas, sean mentirosos o reales. Es una de las formas de apreciar lo que tenemos, o de buscar lo que deseamos.

 

–¿Qué balance hacés de tu carrera en este momento?

–Me siento feliz de dónde vine, en dónde estoy y hacia dónde voy.