Del 11 al 17 de mayo en Cinemark Palermo se realiza por primera vez el Festival de Cine de Nueva Zelanda, con nueve films contemporáneos en su programación.

El cine neozelandés da la vuelta al mundo y llega a la Argentina con una programación a cargo de la New Zealand Film Commission y organizado por la Embajada de Nueva Zelanda en Argentina, concurrente en Paraguay y Uruguay. El público argentino podrá ver nueve películas de cine contemporáneo neozelandés, en una muestra variada en géneros y estilos, que incluye a destacados directores y actores.

Uno de los films sobresalientes de la programación es Mahana (2016), último largometraje del director Lee Tamahori, de amplia trayectoria en Hollywood.  Un drama entre dos familias de tradición maorí, con Temuera Morrison como protagonista, un viejo conocido de Tamahori que actuó en su clásico Once Were Warriors (1994).

Uno de los exponentes más exitosos del nuevo cine de Nueva Zelanda es el actor y director Taika Waititi, recientemente reconocido en Hollywood por la realización de Thor: Ragnarok (2017). Tres de sus películas se encuentran entre las diez más vistas del cine neozelandés, entre ellas BOY (2010), una comedia de puro humor “kiwi” que se podrá ver en esta edición.

Entre las películas seleccionadas por la New Zealand Film Commission hay dos documentales. El terreno ganado (2015), dirigido por Christopher Pryor, toca un tema ineludible a la hora de hablar de Nueva Zelanda: el rugby. Jugadores amateurs de zonas rurales muestran las fibras más íntimas de la pasión por ese deporte.

Hip Hop de la tercera edad es un documental del director Bryn Evans sobre un grupo de baile formado por octogenarios que aplican para participar en una competencia.

Otro film relacionado a la música y las competencias de baile es Nacido para bailar (2015), del director Tammy Davis. Una historia juvenil que acompaña a un adolescente con el sueño de ser bailarín profesional.

Cliff Curtis es un actor neozelandés de vasta experiencia en Hollywood. En el film El renacer de un campeón (2014), basado en una historia real, interpreta a un talentoso jugador de ajedrez con problemas psiquiátricos que busca una segunda oportunidad a enseñando a un grupo de niños.

Los otros films que integran la programación son Mentiras blancas (2013), de Dana Rotberg, Tierra de guerreros (2014), acción y aventura maorí, realizado por Toa Fraser, y un clásico del siglo XXI: Jinete de ballenas (2002), dirigido por Niki Caro, la producción íntegramente neozelandesa más vista del mundo.

La inaguración del fesrical tendrá lugar el jueves 11 de Mayo a las 19, con evento de apertuea y proyección de Mohana.

Todos los films del Festival de Cine de Nueva Zelanda se podrán ver hasta el miércoles 17 en la sala 7 de Cinemark Palermo, ubicada en Beruti 3399 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El festival, que se realizará también en Asunción del Paraguay del 25 al 31 de mayo, es organizado por la Embajada de Nueva Zelanda y la New Zealand Film Comission, con el auspicio del Gobierno de Nueva Zelanda a través del programa internacional de diplomacia cultural “Manatū Taonga” del Ministerio de Cultura y Patrimonio, y con el apoyo de Air New Zealand y Directores Argentinos Cinematográficos (DAC).

Conacto: Gabriel Pressello