El nuevo espectáculo del famoso Cirque du Soleil tiene estreno mundial en Buenos Aires y se basa en las canciones de Soda Stereo. La expectativa es enorme y ya se conocen algunos detalles del secreto mejor guardado de los últimos años.

En 1997, Soda Stereo anunció su último concierto y se despidió a lo grande, llenando la cancha de River con más de 60 mil personas que asistieron con emoción a un hecho que todos aseguraban que no se volvería a repetir. Sin embargo, diez años después hubo una “burbuja en el tiempo” y se produjo lo inesperado: una reunión que durante dos meses revivió la magia y posibilitó volver a ver a Soda en vivo. Fue un éxito sin precedentes, con 22 conciertos en estadios de nueve países, ante más de un millón de espectadores.

Hoy, otra vez con periodicidad de década, se vuelve a conjurar el hechizo que pone en funcionamiento un rescate emotivo que sin duda atrae a todos los fanáticos de Soda Stereo: un espectáculo basado en sus canciones, con toda la música supervisada por los mismísimos Zeta Bosio y Charly Alberti, y la puesta a cargo de la célebre compañía canadiense Cirque du Soleil. El debut será el 9 de marzo en el estadio Luna Park, donde habrá funciones durante tres meses, para luego iniciar una gira por Latinoamérica, al mejor estilo de los grandes tours del grupo que lideró Gustavo Cerati, quien murió en 2014.

La unión de Soda Stereo con Cirque du Soleil fue una gesta silenciosa que llevaron a cabo dos productores y el manager de Soda Stereo, quienes soñaron el proyecto e hicieron lo imposible por llegar a los canadienses, proponer la idea y luego convencerlos. Fue una tarea que demandó imaginación, insistencia, perseverancia y una fe ciega, pero los argentinos Roberto Costa, Diego Sáenz y Daniel Kon lograron entusiasmarlos tanto que hoy Soda es el único referente latinoamericano dentro del puñado de estrellas en que el Cirque basó un espectáculo. Los otros son los Beatles, Michael Jackson y Elvis Presley. “Parece increíble pero es verdad: el cuarto artista de esa lista se llama Soda Stereo”, declaró Kon. 

Charly Alberti, el legendario baterista de Soda, pasó largos meses trabajando junto a su compañero Zeta Bosio en la remezcla de los temas para el show. Hoy reflexiona: “Cuando por primera vez me hablaron de este proyecto, me sorprendí muchísimo y dije que sólo se podía hacer si era algo superador para la banda, si era algo que nos llevaba a un estadio diferente. Era un momento muy especial porque Gustavo todavía estaba en coma, así que uno se preguntaba qué pensaría al respecto. Y me di cuenta de que él sería uno de los primeros promotores de semejante idea. Gus amaba este tipo de cosas. Es emocionante y un gran orgullo que una de las compañías de entretenimiento más grandes del mundo esté tan entusiasmada con un proyecto relacionado con algo que vos hiciste”.

Laura Cerati, hermana de Gustavo y directora de JJC Ediciones Musicales, dijo: “A nosotros, como familiares de Gustavo, esta propuesta nos enorgullece. La sentimos como un extraordinario homenaje a la obra de mi hermano”.

La obra se llama Sép7imo día – No descansaré y está dirigida por Michel Laprise (también director del MDNA Tour de Madonna y de Kurios , la puesta más reciente del Cirque du Soleil), secundado por Chantal Tremblay (directora de creación de Love , el asombroso musical sobre los Beatles). Según Laprise, “el protagonista de la historia es un personaje de 15 años, enjaulado y con sed de vivir, que transita esa edad clave en la que aparece el amor por una banda que se transformará en la favorita para toda su vida. Es cuando uno siente la necesidad de cambiar al mundo, sin el poder suficiente. Cuando el personaje escucha la música de Soda Stereo, se libera, viviendo en un planeta donde el tiempo es elástico, el tiempo de quien vive enamorado. La obra conlleva un mensaje universal: la música es más fuerte que la muerte”.

Luego de su estreno en Buenos Aires, Sép7imo día visitará las ciudades de Córdoba, Lima, Santiago de Chile, Bogotá, Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey. Para 2018, se prevé que llegará a los Estados Unidos y a otros países de Latinoamérica.

El proceso creativo fue largo y minucioso, con muchos viajes de los argentinos a Canadá y de los canadienses a Buenos Aires, para recorrer la ciudad que vio nacer el fenómeno cultural de Soda Stereo y compartir momentos de intimidad con Charly, Zeta y la familia Cerati. Todos estos detalles fueron registrados para un documental que se lanzará en coincidencia con el estreno.

 

Una de las particularidades de la obra es que el acto basado en la canción “Primavera 0” se ideó con participación de los fans de Soda, a través de sesiones de Facebook Mentions, donde participaron más de 150 mil usuarios. Es la primera vez que el Cirque experimenta esta dinámica interactiva. Además, será la primera obra de la compañía que contará con un sector donde el público estará de pie, como en un recital. “Mi mensaje en la obra es que la música es más fuerte que la muerte. Por eso, Soda Stereo vive a través de sus fans y su energía”, afirmó Laprise.

La dinámica de trabajo incluyó el traslado de todo el equipo de producción a Buenos Aires en octubre del año pasado. Se instalaron en un inmenso galpón de Tecnópolis e iniciaron los ensayos y entrenamiento, con un elenco de 35 artistas de todas las nacionalidades. En enero se mudaron con toda la escenografía al estadio Luna Park, donde ultimaron detalles. Hace pocos días hubo dos ensayos generales que el Cirque denomina “Lion’s Den” y ya está todo dispuesto para la premiere.

Luego de su estreno en Buenos Aires, Sép7imo día visitará las ciudades de Córdoba, Lima, Santiago de Chile, Bogotá, Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey. Para 2018, se prevé que llegará a los Estados Unidos y a otros países de Latinoamérica.

Afirma Zeta: “Desde que me contaron por primera vez sobre este proyecto, inmediatamente quedé fascinado, porque nuestros temas cobran vida nuevamente y en un espectáculo musical 3D. Hay que olvidarse de la palabra ‘circo’, porque es un espectáculo multimedia, donde la gente puede vivir una experiencia muy visual, inspirada en la música de Soda. Es un sueño hecho realidad”.

Entre grandes Con Sép7imo día – No descansaré, Soda Stereo entra en un grupo de elegidos: los Beatles, Elvis Presley y Michael Jackson, íconos musicales del siglo XX que han sido objeto de espectáculos íntegramente dedicados a sus obras. Mientras la música de los Fab Four encontró nueva dimensión en el muy celebrado Love, estrenado en Junio de 2006 en el resort The Mirage, de Las Vegas, el llamado “Rey del Rock” fue homenajeado en Viva Elvis, también en la ciudad-casino. Jacko, por su parte, fue eje de dos shows temáticos: The Inmortal World Tour y One. Desde este mes, Soda forma parte de la elite.

Por Marcelo Fernández Bitar