Warning: mysqli_query(): (HY000/1030): Got error 28 from storage engine in /home/eputest2/public_html/wp-includes/wp-db.php on line 1877

Warning: mysqli_query(): (HY000/1030): Got error 28 from storage engine in /home/eputest2/public_html/wp-includes/wp-db.php on line 1877

Warning: mysqli_query(): (HY000/1030): Got error 28 from storage engine in /home/eputest2/public_html/wp-includes/wp-db.php on line 1877

Warning: mysqli_query(): (HY000/1030): Got error 28 from storage engine in /home/eputest2/public_html/wp-includes/wp-db.php on line 1877

Warning: mysqli_query(): (HY000/1030): Got error 28 from storage engine in /home/eputest2/public_html/wp-includes/wp-db.php on line 1877

Warning: mysqli_query(): (HY000/1030): Got error 28 from storage engine in /home/eputest2/public_html/wp-includes/wp-db.php on line 1877

Warning: mysqli_query(): (HY000/1030): Got error 28 from storage engine in /home/eputest2/public_html/wp-includes/wp-db.php on line 1877
Cosecha privada: Casa de Uco Private Vineyards & Wine Resort – El Planeta Urbano

El sueño del viñedo ya no es exclusivo de famosos: en Mendoza, una bodega invita a probarse el traje de winemaker y elaborar una etiqueta propia.

 

Imagínese este paisaje de ensueño: las hojas de la vid parecen que flotan en el aire y las uvas, lentamente, cambian de color mientras crecen al pie de los Andes. Para los wine lovers que se aventuren a hacer su propio vino, existe un lugar enclavado en el Valle de Uco que puede volver ese sueño realidad.

En la Argentina hay 864 bodegas extendidas por todo el territorio, desde Jujuy hasta la Patagonia. Pero no hay tantas opciones para los amantes del vino que quieran encarar su propio emprendimiento. Y al mismo tiempo se puede cumplir la fantasía sin confirmar el famoso dicho: “¿Cuál es la manera más fácil de perder un millón de dólares? Invirtiendo en una bodega”. En Casa de Uco Private Vineyards & Wine Resort, los aficionados pueden instalarse en una pequeña parcela y ser guiados por expertos para producir un vino propio elaborado con variedades como Chardonnay, Malbec, o hacer un corte más complejo. Todo eso sin tener que salir a robar un banco.

 

Al propietario se le presentan varias opciones: desde vender uvas de alta calidad a otros productores hasta crear su propio vino

Este proyecto instalado en la región de Los Chacayes comenzó en 2008 y, además de la bodega, incluye un hotel boutique y villas privadas alrededor del viñedo, a una altura de 1.200 metros sobre el nivel del mar. A pesar de los lotes pequeños que arrancan en 2.000 metros cuadrados, Casa de Uco nunca se anduvo con chiquitas a la hora de buscar calidad en la elaboración del vino. Asesorada por el prestigioso winemaker italiano Alberto Antonini, la bodega está manejada día a día por el dinámico joven enólogo argentino Gaspar Rastrilla.

El proyecto del viñedo propio empieza con la compra de una pequeña parcela y luego con la elección de una de las 11 variedades a plantar, mientras la imaginación va proyectando ese mágico momento en el que se descorcha la primera botella. Los felices primeros propietarios han plantado variedades blancas, como Sauvignon Blanc y Pinot Gris, además del emblemático Torrontés. No faltan variedades como Pinot Noir, Cabernet Franc, Petit Verdot y, por supuesto, Malbec.

Entonces, ¿dónde se imagina abriendo la botella de su primera cosecha?

Al propietario se le presentan varias opciones: desde vender uvas de alta calidad a otros productores hasta crear su propio vino. O combinar las dos actividades. Pero no se trata solamente del producto final: el juego incluye volverse cosechero de su propia vendimia, ser artista por un rato diseñando la etiqueta y agasajar a alguien –o a sí mismo– bautizando el producto con el nombre de su preferencia. Hay quienes simplemente dejarán todas estas tareas al grupo de enólogos y sólo se dedicarán a servir una copa de su vino y disfrutarlo. Así es cómo las experiencias de Antonini, Rastrilla y equipo –sumada a la calidad de este lugar en Valle de Uco– se conjugarán para que el sueño de volverse winemaker esté al alcance.

Entonces, ¿dónde se imagina abriendo la botella de su primera cosecha? Tal vez sea un Chardonnay añejado en una barrica francesa acompañando unas mollejas. O acaso sea ese joven Malbec que va a maridar con buenos amigos y excelente carne en un glorioso domingo cualquiera. Que sea Chardonnay, Malbec u otra cepa, que sea un lunes o un domingo, la realidad es que estará disfrutando como autor de su propio vino.