A una hora de Salvador de Bahía se encuentra este destino de playas doradas, mar espumoso y enormes tortugas marinas que combina relax con aventura y diversión

Cambiar radicalmente el clima y el paisaje en sólo cuatro horas de vuelo directo desde Buenos Aires es una opción que no se da con frecuencia en nuestro país. Alojarse en un all inclusive de estándares internacionales –esto es, como los mejores hoteles que copan las playas del Caribe– dentro de un país tan cercano, pintoresco y amigable como Brasil puede resultar el plan perfecto para una escapada romántica o familiar. No tocar dinero en siete días, disfrutar sin límite de restaurantes cinco estrellas, sentarse a la barra de la pileta a tomar caipiriñas y mantener a los chicos divertidos con un sistema de entretenimiento non stop son beneficios que pueden asegurarnos un descanso perfecto.

El Iberostar Praia do Forte se encuentra situado en Salvador de Bahía, frente a la larga playa de arena fina de Praia do Forte. A 57 kilómetros del aeropuerto y a 70 de la ciudad de Praia do Forte. Construido en 2008, este lujoso hotel de 536 habitaciones dirigido especialmente a parejas y familias con niños cuenta con una oferta gastronómica y de entretenimiento envidiable. Ofrece diez bares y restaurantes, una completa área de spa & wellness, sala de fitness, seis piscinas, cuatro salas de conferencias, anfiteatro, biblioteca, café-bar con pâtisserie, área infantil con programa de animación y servicio de guardería.

¡El Iberostar Praia do Forte cuenta con seis piscinas para todos los gustos!

Los amantes de la buena cocina disfrutarán al máximo de la gastronomía local durante sus vacaciones. Entre los fogones de las cocinas del hotel Iberostar se preparar platos tradicionales de Brasil que sirven como opción a un buffet internacional las 24 horas del día y restaurantes temáticos (japonés, brasileño, gourmet) a los que se accede con previa reserva.

En materia de deportes y recreación, el complejo cuenta con campo de golf, cancha de tenis, deportes acuáticos, gimnasio, hidromasaje, juegos para niños, kids club, recreación organizada para adultos (con divertidísimas clases de baile y batucada que ponen a todos a danzar), recreación para niños y sala de juegos. El campo de golf del hotel es un par 72 con líneas marcadamente verticales, asombrosas vistas sobre las dunas de arena blanca y el océano, así como amplios fairways y greens que se extienden sobre un campo de suaves ondulaciones y profundos búnkeres.

El spa Sensations del hotel Iberostar Praia do Forte merece un capítulo aparte. Ofrece tratamientos inspirados en las propiedades benéficas del agua y de las algas marinas, con baños romanos, jacuzzis frente al mar y excelentes masajistas profesionales. El nivel de relax que se obtiene en este espacio es único, brindando al hotel una categoría de cinco estrellas reales que lo diferencia de otros all inclusive de su categoría. Todo esto, a sólo cuatro horas de vuelo. Más información: www.iberostar.com/ hoteles/praia-do-forte