El modelo del momento es oriundo de Bahía Blanca, acaba de tener una hija con Ivana Figueiras y recorre las pasarelas de todo el mundo representando a nuestro país. Lejos de los excesos y el esnobismo, hoy prioriza a su familia y planea un futuro radicado en Buenos Aires.

Pocos son los modelos argentinos que logran traspasar la escena local para triunfar en el exterior. Muchos hacen el intento, se instalan en las capitales de la moda avalados por una agencia internacional y luego de interminables semanas de castings se rinden para regresar a su país. Unos pocos, los más perseverantes, los más talentosos, los elegidos, logran destacarse y transitar el mundo fashion por todo lo alto.

Roberto Cavalli, Emporio Armani, Carolina Herrera y Calvin Klein son tan sólo algunas de las firmas de lujo que lo seleccionaron para hacer sus campañas en los nueve años que lleva de carrera en el mundo de la moda. Tomás Guarracino se ha convertido en el modelo argentino con mayor proyección internacional y, si bien vive rodeado de la elite fashion mundial, mantiene una personalidad serena y un bajo perfil, lejos de las tentaciones y los excesos propios del mundo del modelaje. Cuando no está en Buenos Aires junto a su mujer, Ivana Figueiras, y su hija Suri, Tomás viaja a las capitales más importantes de la moda para hacer campañas junto a la it girl del momento, Kendall Jenner, visitar a su amigo el fotógrafo Mario Testino o ir a comer con la top model inglesa Naomi Campbell.

–¿Cómo fue que dejaste una carrera futbolística para dedicarte al modelaje?

–Quería cambiar de aire y siempre me decían que tenía que viajar a Europa a trabajar como modelo. Hasta que un día me decidí y lo hice.

–¿Qué rol ocupó tu padre para que puedas explorar el mundo de las campañas y las pasarelas?

–Cumplió el rol de consejero y conector por tener amistad con el dueño de una agencia de modelos en la que comenzó todo.

–¿En qué difiere la selección de modelos en castings y desfiles en el exterior de las nacionales?

–Principalmente, difiere de las nacionales en la cantidad de modelos, por la cantidad de seguidores de Instagram que tenés y por la cantidad de etapas a pasar antes de ser seleccionado. Afuera es mucho más duro.

–¿Puede prepararse uno para la decepción en un casting? ¿Cuán importante es tener una autoestima alta?

–Uno debe estar preparado para la decepción porque es bastante común dentro de este mundo, ya que, como mencioné anteriormente, hay mucha cantidad de modelos y hay que saber que a veces uno no es lo que la marca busca. Es parte del trabajo.

–Los cuerpos que muestran en las pasarelas y campañas europeas son mucho más delgados que los que vemos en las latinoamericanas. ¿Por qué creés que esto es así? ¿Viviste alguna situación difícil en relación al peso?

–Creo que cada mercado tiene su tendencia, por eso hay mucha diversificación de cuerpos. Por lo general, en el hombre no son tan exigentes con cumplir un peso determinado.

–¿Recordás el primer llamado en que te dijeron que quedaste seleccionado para una campaña o desfile?

–Sí, el primer llamado fue para hacer la campaña de Calvin Klein junto a Lara Stone.

–¿Qué es lo que más disfrutás de tu trabajo?

–Lo que más me gusta es viajar, conocer nuevas culturas y aprender varios idiomas.

–De todas las ciudades en las que viviste, ¿cuál fue la que más te impactó?

–Tokio.

“Mi vida cambió por completo desde el nacimiento de mi hija. Vivo y trabajo pensando todo el día en ella. Si tengo que hacer un viaje, trato de ir con toda la familia.”

–¿Cuán importante fue Mario Testino en la evolución de tu carrera?

–¡Muy importante! Con él hice varias campañas y hoy somos amigos.

–¿Cuál es tu marca preferida?

–Emporio Armani.

–Te convertiste en una figura internacional y, a la vez, te rodeás permanentemente de grandes estrellas y celebridades, ¿cómo mantenés el eje para no desbordarte? ¿Sufriste algún tipo de exceso?

–Tengo una personalidad tranquila y siempre con los pies sobre la tierra, por eso jamás sufrí ningún tipo de exceso.

–¿Cómo te desconectás del mundo glamoroso?

–Juego al fútbol, hago taekwondo y trato de meditar para desconectarme.

–Alguna vez mencionaste que uno de tus libros favoritos es El retrato de Dorian Gray, ¿te preocupa el paso del tiempo?

–No me preocupa mientras sepa que estoy haciendo lo que amo y disfrutando día a día al máximo.

–¿Cómo cambió tu vida desde la llegada de tu hija Suri?

–Mi vida cambió por completo desde el nacimiento de mi hija. Vivo y trabajo pensando todo el día en ella. Si tengo que hacer un viaje, trato de ir con toda la familia.

–¿En dónde te podremos ver próximamente?

–En Los Ángeles. Estoy viajando para allá porque vamos a hacer un editorial en la casa de Mario Testino.