La última joya de la casa alemana pesa 1,5 tonelada, viene con carrocería de carbono, porta un motor V8 de 585 caballos de fuerza y alcanza los 318 km/h.

Todos los vehículos de Mercedes-Benz que pasan por el filtro tecnológico de la división deportiva AMG llevan un sello de garantía a la hora de salir a las pistas. Y hace pocas semanas, los ingenieros de la firma de la estrella sorprendieron con un nuevo modelo en el Festival de la Velocidad de Goodwood, en Inglaterra, que tuvo al campeón de Fórmula 1, el británico Lewis Hamilton, como el primer piloto en sentarse en su butaca y darle un par de vueltas al circuito.

Se trata del AMG GT R 2017, una verdadera joya mecánica que fue especialmente concebida por la división deportiva y será lanzada en octubre en el Salón Internacional del Automóvil de París, a un precio estimado de 200 mil euros.

El nuevo modelo se posiciona como el más radical y poderoso de todos los desarrollados por la división AMG. Más allá de su cuerpo hiperaerodinámico, con un voladizo trasero corto y una trompa bien larga, tracción trasera y silueta de coupé, este AMG GT R lleva bajo el capot un V8 de cuatro litros que desarrolla 585 caballos de fuerza, acoplado a una transmisión automática de doble embrague y siete velocidades.

Una novedad tecnológica es que viene con el exclusivo sistema AMG Traction Control y diferencial autoblocante. La ficha técnica de la firma alemana indica que con este conjunto de motor y caja puede acelerar de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 318 km/h.

mercedes

Al tener la mayoría de las piezas fabricadas en fibra de carbono, su peso apenas se ubica en los 1.500 kilogramos, lo que le permite obtener las performances antes mencionadas con total facilidad. Además, cuenta con llantas de 20 pulgadas adelante y de 19 atrás.

En su interior se observan butacas deportivas con tapizados de napa y microfibras. Otros detalles distintivos son los apliques de cromo y aluminio en la zona del tablero, la pedalera deportiva y una instrumental de última generación que remata con un volante multifunción, casi similar al de un F1.

Tobias Moers, número uno de la división AMG de Mercedes-Benz a nivel global, señaló durante su avant premiere en el Festival de la Velocidad de Goodwood: “Con este nuevo GT R llegamos a un nivel de rendimiento casi óptimo en materia de conducción. Es un auto deportivo pensado para la ruta, pero con sus genes que vienen de las pistas de carreras. De hecho, plantea soluciones técnicas innovadoras y ofrece una experiencia de conducción definitiva que permite que las personas sientan el automovilismo en cada fibra”. Agregó: “El nuevo GT R combina la dinámica de conducción de nuestro auto de carreras AMG GT3 con el uso diario del AMG GT. Un auto especial para aquellas personas a las que les gusta la velocidad, quienes quedarán encantados con la aceleración longitudinal y lateral, con la precisión de la dirección y con el sensacional agarre”.

Como siempre, un auto para pocos. Aunque soñar no cuesta nada.