Un sedán mediano equipado con un motor 1.6 litros y 105 CV, asociado a una caja manual de cinco velocidades o una Tiptronic de seis marchas.

Ubicado por encima del Voyage y por debajo del Vento, este Nuevo Polo cuenta con una carrocería que mide 4,38 metros de largo por 1,70 metros de ancho y 1,46 metros de altura, con una distancia entre ejes de 2,55 metros y una capacidad de carga de 454 litros, bastante amplia para su segmento.

En su diseño exterior se destacan las ópticas delanteras halógenas con regulación de alcance, los faros antiniebla y los espejos exteriores regulables electrónicamente (así como las manijas de las puertas) en el mismo color de la carrocería, con luz de giro incorporada. Su aspecto exterior se completa con llantas de serie de 15 pulgadas y, de manera opcional, otras de 16 pulgadas (“Syenit”). Además, unas muy deportivas de 17 pulgadas (“Motorsport Black”).

El Nuevo Polo se presenta con el conocido propulsor naftero de 1.6 litros, 16 válvulas y 105 caballos de potencia, asociado a dos opciones de transmisión: una manual de cinco velocidades o automática Tiptronic de seis marchas. De hecho, es el mismo motor que equipaba al desaparecido Gol Power y que, según los datos de su ficha técnica, “logra un torque máximo de 153 Nm a 3.750 rpm, en tanto que alcanza una velocidad máxima de 188 km/h en la versión manual y de 183 km/h en la automática”. Lo que debemos ponderar son sus buenas reacciones en el tránsito urbano, así como su escaso consumo también en la ciudad. Todo lo contrario de lo que ocurre cuando se lo saca a la ruta, donde el tanque de combustible comienza a mermar de manera considerable cuando alcanza una velocidad crucero de 120 km/h.

tapa-polo

Importado de la India, el Nuevo Polo sólo se vende en la versión Comfortline que, de serie, viene con los asientos delanteros con ajuste de altura, un volante multifunción también regulable en altura y profundidad, climatizador automático (“Climatronic”), computadora de abordo, cierre centralizado con comando a distancia, control de velocidad crucero, levantavidrios eléctricos y un completo sistema de audio con radio y reproductor de CD y MP3 con entradas USB, SD Card, Aux in y conexión Bluetooth. Además, la versión automática cuenta con una pantalla color que incorpora el sistema GPS.

En cuanto a la seguridad, trae airbags delanteros; anclajes Isofix para sillas de bebés; sistema de frenos ABS; cinturones de seguridad inerciales de tres puntos con tensor y regulación de altura; tercera luz de stop; alarma antirrobo con inmovilizador electrónico, y el aviso de cinturón de seguridad desabrochado con alerta visual y sonora.

Muchos recordarán el Volkswagen Polo de los 90, que se fabricaba en la planta de General Pacheco, pues bien, este Nuevo Polo conserva algo del ADN de aquel modelo: por sólo citar un ejemplo, un amplio espacio en las plazas traseras y un generoso baúl. Con una garantía de tres años o 100 mil kilómetros, este novedoso sedán puede llegar a ser la opción que muchos estaban esperando para disfrutar en familia.