Una escapada de fin de semana a la ciudad de los viñedos, las fincas y el mejor clima de otoño.

Es mejor en otoño, sin duda. En la ciudad de las acequias y los árboles añosos, los colores de las hojas que se encuentran en el techo que las ramas más altas hacen a las calles adoquinadas van del ocre al rojizo y tiñen el paisaje.

La ciudad tiene una bella arquitectura, cuyo diseño, tal como lo vemos hoy, data de principios de 1800.

La plaza Independencia, eje de la ciudad, se encuentra rodeada de forma equidistante por las plazas San Martín, Chile, España (de particular diseño, con azulejos que remiten a aquel país) e Italia. La plaza Italia nuclea la zona más trendy de la ciudad, y cerca de allí se encuentran no sólo algunos de los mejores hoteles y restaurantes sino también la popular calle Aristides Villanueva, donde la gente joven y no tanto se reúne en torno a sus múltiples cafés, discos y restós.viajeros-julio2

Desde el centro de la plaza Independencia sale la peatonal Sarmiento, bella y acogedora, eje comercial de la ciudad de Mendoza.

En esta ciudad, los foodies y los bebedores de buen paladar están de parabienes. En materia de restaurantes, sitios de brunch y cafés se puede elegir largamente.

¿Los mejores? Azafrán figura en todas las listas. También María Antonieta, propiedad de la esposa del conocido Francis Mallmann, y el particular 7 Cocinas, con comidas de las siete regiones del país y menús en cuatro o siete pasos.

viajeros-julio3

SEGUNDO ROUND: LAS BODEGAS

Si el criterio es no moverse demasiado, Luján de Cuyo es el lugar ideal para visitar bodegas. En esa zona se encuentran, entre muchas otras, las bodegas Chandon y Terrazas de los Andes, dos de las mejores. Chandon se lleva todas las medallas por la elaboración del espumante más famoso de la Argentina. Una recorrida por las instalaciones de la bodega, la explicación generosa de la elaboración de las champañas y la degustación a cargo del estupendo sommelier Pablo Laborde justifican ampliamente la visita. ¿El tip? Programar el almuerzo en el exclusivo Bistró Chandon al finalizar el tour.

Por la tarde, acercarse a Terrazas es otro buen programa. El casco de la bodega con su hotel boutique y su restaurante con vistas al jardín son magníficos. Igual que el paseo por la bodega, donde se pueden disfrutar una vez más los gloriosos vinos mendocinos.viajeros-julio1