Más que una feria, es una fiesta visual que mueve el mercado del arte contemporáneo y es visitada en cada edición por alrededor de 80 mil personas.

ArteBA llega al cuarto de siglo y, como cada año, se abre con muestras, instalaciones, performances, charlas, debates, filmes y recorridos dentro y fuera del predio de La Rural. Un encuentro exhaustivo con el arte contemporáneo de apenas cuatro días y que no es sólo para iniciados.

arteba-m

Desde su fundación, en 1991, arteBA se fue consagrando como una de las ferias de arte más importantes de la región y la tercera en convocatoria en el mundo –el año pasado la visitaron 80 mil personas– con su acercamiento de obras a museos y coleccionistas. En ella se entablan relaciones entre artistas y el mercado local e internacional y se posibilita el debate y valoración de la producción actual. Es también vidriera de artistas nuevos y consagrados, que encuentran allí la ocasión de enriquecer con sus obras colecciones públicas y privadas.

Año tras año, se suman espacios y crece el número de galerías participantes e invitados internacionales, que en esta edición serán alrededor de 250, entre los cuales se cuentan 43 galerías extranjeras, que se suman a las 42 argentinas. En total, participan 400 artistas.

Cuatro días para ver, comprar o simplemente disfrutar del arte contemporáneo.

Una de las secciones que habrá que visitar este año es Dixit, que en un espacio de 900 metros cuadrados recorrerá la producción artística argentina del último tiempo en la muestra “25 años de arte argentino”. Además de ofrecer obras de artistas argentinos destacados a museos y colecciones particulares, esta propuesta estará basada en la relación de las artes visuales con la literatura, la poesía, la música, el cine y las artes escénicas. Como es habitual, la sección principal reunirá obras de artistas consagrados, siempre imperdible, y el Barrio Joven Chandon permitirá ver lo más nuevo de lo nuevo, con artistas de Acorta trayectoria y obras especialmente accesibles.

La fotografía cobra relevancia en el Photobooth Citi, que con curaduría del mexicano Patrick Charpenel reunirá propuestas de artistas históricos y contemporáneos internacionales que estiran los límites de la práctica fotográfica a otros campos de experimentación.

Un lugar para pensar cómo las nuevas tecnologías cuestionan la definición tradicional de fotografía. Para mirar, aprender, comprar, evaluar o simplemente disfrutar del arte contemporáneo, el paseo por el predio de La Rural entre el 19 y el 22 de mayo se torna obligatorio para los amantes de las artes visuales, y definitivamente atractivo para quienes sienten que puede haber en ese mundo una nueva fuente de placeres y saberes. Un divertido encuentro con un mundo de personajes entre los que no faltan excéntricos y esnobs además de artistas y conocedores.