Cómo es el auto de la marca del León que ganó el exigente Dakar 2016 entre la Argentina y Bolivia conducido por el francés Stéphane Peterhansel. 

El Peugeot 2008 DKR que triunfó en el Dakar 2016 con la “magia” del francés Stéphane Peterhansel al volante anticipa lo que muchos creen que será “el reinado de la marca del León para las próximas ediciones del rally más exigente del mundo”.

El “Monsieur Dakar”, como se lo apoda a Peterhansel, ya había logrado seis títulos en motos y cinco en la especialidad de coches. Ahora marcó su sexta victoria en un tiempo de 45 horas, 22 minutos y 10 segundos con un 2008 DKR que le funcionó a la perfección en la mayoría de las etapas.

Este novedoso auto con estructura de Buggy es más largo, más ancho y está equipado con un motor más potente que la versión anterior. Además, cuenta con los voladizos delantero y trasero más cortos para poder enfrentar obstáculos como dunas y piedras de gran tamaño. El capó y la toma de aire también se modificaron para adquirir un equilibrio aerodinámico entre la parte delantera y la trasera.

El propulsor es un V6, biturbo diésel, de 3.0 litros, mucho más potente que la anterior versión, con 350 CV. Lo curioso es que se trata de un vehículo 4×2, es decir, de tracción simple, apoyado en una caja de cambios longitudinal de seis marchas con accionamiento manual/secuencial.

Su velocidad máxima, testeada por los especialistas del Peugeot Dakar Team, alcanzó los 200 km/h y, según opinan los especialistas y mecánicos de casi todas las escuderías que participaron de este Dakar 2016, “en el futuro será muy difícil vencer a este 2008 DKR, por el avance tecnológico de la escudería Peugeot y por el alto nivel de sus pilotos”.