Basada en la versión Highline Pack, viene con el motor de dos litros y 180 CV y un gran equipamiento de confort y seguridad. La probamos y fue un placer.

 

 La conocimos en el último Salón Internacional del Automóvil de Buenos Aires, donde sorprendió por su lujo, confort interior y la gran capacidad off-road.

 

 

Basada en la versión tope de gama de la Amarok, de su carrocería se destacan los faros bixenón y la luz de marcha diurna de led, una parrilla con líneas dobles cromadas, una barra de estilo de acero inoxidable, los estribos laterales planos de aluminio, las llantas de aleación de 19 pulgadas, los espejos retrovisores cromados eléctricos y rebatibles, el paragolpes trasero cromado, la gráfica que recorre las puertas laterales, los vidrios traseros y las ópticas oscurecidas. Además, a su extensa ficha técnica agrega luces rompeniebla delanteras con aplique cromado, protector de cárter, gancho de remolque delantero y trasero, overfenders color carrocería, iluminación de caja de carga, así como portón de caja de carga con cerradura y apertura amortiguada, entre otros.

  

La Amarok Ultimate ofrece tapizados de categoría, pedalera de aluminio en la versión automática, espejos exteriores regulables y rebatibles con comando eléctrico y desempañador, computadora de abordo multifunción, display central con cámara de retroceso, sensores de estacionamiento, navegador satelital, climatizador, calefacción auxiliar de 30 minutos, control de velocidad crucero, sistema de iluminación “coming & leaving home”, espejo interior fotocromático, sensor de lluvia, un sistema de audio con conectividad y volante multifunción.

 

Su motor no varía de la gama conocida, con tracción 4×4. El propulsor es un turbodiésel de dos litros y 180 CV biturbo, acoplado a una caja automática de ocho marchas, además de todos los sistemas de conducción posibles. Y como toda la gama Amarok, esta Ultimate incorpora como novedad dos elementos muy preciados por los clientes que exigen a esta pick-up al límite: la protección de correa dentada y el sensor eléctrico de agua en el combustible diésel. 

 

Por último, esta Ultimate está disponible en seis colores: blanco candy, negro, plata, gris, azul y marrón. La unidad que probamos era una Ultimate 4 Motion automática. Es para destacar su comportamiento dinámico tanto en asfalto como en el ripio, siempre se mostró firme y en caminos de tierra nos permite viajar flotando a velocidades altas. Con pequeñas correcciones de volante jamás pierde la trayectoria.

 

 

Como síntesis, es una pick-up muy equipada que reúne tres cualidades sobresalientes: diseño, tecnología y potencia. Su precio: $564.000.  

 

 Los chiches 

• Faros bixenón y luz de marcha diurna led.

• Parrilla con líneas dobles cromadas.

• Barra de estilo de acero inoxidable.

• Estribos laterales planos de aluminio.

• Llantas de aleación de 19 pulgadas.

• Espejos retrovisores cromados, eléctricos y rebatibles.

• Paragolpes trasero cromado.

• Gráfica Ultimate en puertas laterales, vidrios traseros y ópticas oscurecidas.