Exhibe un diseño exterior moderno y con excelentes materiales. Trae un motor naftero de 1.8 litro, un montón de novedades y se fabrica en el país.

 

 La nueva HR-V combina el confort de marcha de un sedán con el estilo de un todoterreno y llega para atacar principalmente al Ford EcoSport, al Chevrolet Tracker y al Renault Duster. El flamante modelo de Honda mide 4.295 mm de largo, 1.770 mm de ancho y 1.605 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2.610 mm, lo que lo convierte en uno de los SUV compactos más modernos del mercado. Fue lanzado comercialmente en Japón a principios de 2013, aunque simultáneamente era presentado como concept car en el Salón de Detroit.

 

En principio se producirán 15 mil unidades anuales, de las cuales 10 mil serán destinadas al mercado brasileño y el resto al argentino. Para tal fin, Honda invirtió 250 millones de dólares.

 

Con tracción 4×2 únicamente, su motor es el 1.8 naftero de 140 CV que utiliza el Civic, fusionando un elevado rendimiento de conducción con una inmejorable eficiencia en el consumo de combustible. Este vehículo, de menor tamaño que el conocido CR-V, está equipado con una caja manual de seis marchas o una automática CVT.

 

Está disponible en dos versiones: la versión LX, con caja manual de seis velocidades o caja automática CVT, y la versión EX-L con caja CVT y Paddle Shift de siete velocidades al volante.

 

 

El interior provee al conductor de una sensación confortable y relajada. Se destacan una consola central elevada que brinda la percepción de manejo de una cupé y la combinación de superficies y materiales suaves al tacto que remiten a un ambiente sofisticado.

 

La suficiente distancia entre asientos de las plazas posteriores proporciona comodidad para todos los pasajeros. Su amplio baúl de 437 litros y el uso del sistema exclusivo de configuración de asientos ULT de Honda, con siete posiciones, otorgan un espacio de carga multifuncional. 

 

 

Todas las versiones de la HR-V vienen equipadas de serie con llantas de aleación de 17 pulgadas, computadora de abordo con cámara de estacionamiento trasera y centro multimedia con USB/Bluetooth. Además, ambas versiones incluyen pantalla display, siendo la de la versión EX-L de siete pulgadas con navegador. En materia de seguridad, incluyen dirección asistida electrónicamente con EPS, control de estabilidad VSA, frenos a disco en las cuatro ruedas, freno de mano eléctrico, asistencia de arranque en pendiente HSA, Isofix y doble airbag (conductor y acompañante), pudiendo sumar para la versión EX-L airbags laterales y de cortina. La producción comenzó en enero último y su comercialización se prevé para este mes. 

 

Durante el último Salón del Automóvil de Buenos Aires fue el vehículo que generó más consultas: muchos quieren ser los primeros en subirse a esta suerte de “mini CR-V” que, afortunadamente, ya se fabrica en nuestro país.