Referente emprendedor, el creador de Bumeran.com y CEO de Red Innova asegura que su mayor logro no fue económico y que la experiencia de tres meses en la NASA le reprogramó el cerebro y le enseñó a trabajar con pensamiento exponencial.

Con 37 años, Pablo Larguía vivió en San Pablo, Miami, Nueva York, Madrid y el año pasado estuvo tres meses en Silicon Valley, en el campus de la NASA. A los 22 ya había creado y vendido exitosamente el sitio de búsquedas de empleo Bumeran.com y enseguida, en plena crisis de 2001, se dedicó a exportar cultura argentina, produjo cine y teatro y llegó a tener la gestión de tres teatros en Madrid. Lo que siguió es el presente: Red Innova, un evento que constituye el mayor encuentro de tecnología sobre internet, innovación, creatividad, negocios y espíritu emprendedor de Latinoamérica y que se realizará el 13 y 14 de mayo en el Auditorio mBuenos Aires después de sus exitosas ediciones en Nueva York, San Pablo y Madrid. “Es la anticonferencia, una jornada donde se reúne todo el ecosistema digital”, describe su creador.

–En general se te presenta contando que a los 22 años vendiste una puntocom y ganaste diez millones de dólares.

–Sí, y hay que evitarlo a toda costa C porque no es así. Cuando creás una empresa, vos y los tres o cuatro fundadores empiezan con 10 mil acciones cada uno, por ejemplo. A medida que se recibe capital, se emiten más acciones y así la participación accionarial de cada uno disminuye. De todas maneras, mis acciones valían un montón y para tener la edad que tenía, me fue muy bien económicamente en su momento.

–¿Qué referencia de éxito darías vos para presentarte?

–Lo que siempre intenté hacer es vivir de mis ideas. Pensar en qué me gusta, qué necesitaría hacer para llegar ahí y siempre encontrar el camino y los mejores aliados para eso (…)