La ex Teen Angel  debutó en el cine con El desafío, la película que protagoniza junto a su ex, Nicolás Riera, y se prepara para un año diferente en las playas de México.

 

 

–¿Cuáles son tus desafíos personales?

 

 

–El año pasado fue de muchos desafíos. Y este año lo quiero encarar diferente, si hay algo que estoy experimentando de verdad es el hecho de ser fiel a mis corazonadas y no dejarme llevar por lo que los demás creen que debería hacer. Creo que pasa por ahí la verdadera felicidad. Sea lo que sea que uno haga, o la vida que uno elija, si es desde el alma y se siente en paz, es por ahí. Este fin de año elegí irme un tiempo a vivir cerca del mar. Hace casi cuatro meses que me fui y cada día vivo escuchando mi voz interior. Es lo más importante. El desafío de ser fiel a uno mismo sin importar el qué dirán.

 

 

–Alguna vez te pasó estar estancada en una zona de confort. ¿Cuál es la clave para no quedarte ahí?

 

 

–Sí, a todos nos pasa. Mi clave para no quedarme estancada es buscar algo nuevo, algo desconocido. Algo que me haga fluir, que despierte mi curiosidad y mi entusiasmo. Ya sea meditar y ver qué me dice mi corazón, los viajes, la música (…)