Hija del rey de la taquilla y hermana del it boy del momento, la chiquita de la casa asoma con perfil inesperado. Diseña ropa y sueña con organizar festivales de música pero está abierta a todos los imprevistos que se le crucen en el camino, total, recién lo inicia.

Clara llega al estudio de nuestro fotógrafo en pleno diciembre con toda la energía y la frescura que le regalan sus 21 años, rápidamente nos ponemos a hablar de Sarasa, su marca de ropa, que surgió como un hobby y se está convirtiendo en “algo más”.

–¿Cómo empezó?

 

 

–Cuando terminé la secundaria, con mi mejor amiga queríamos arrancar algún proyecto y nos pusimos a estampar remeras en el fondo de mi casa. Gustó mucho y en la siguiente temporada, como estudié Bellas Artes , preparé unas estampas y mandamos a hacer una producción. Tenemos una fan page y un showroom. Nuestra idea es generar algo distinto, hacer festivales de arte, de música, que no quede estancado en una marca de indumentaria.

–¿Imaginás vivir de Sarasa?

 

–Sí, pero yo soy un poco de hacer de todo. Mi idea es ser cantante, pero nunca me animo a dejar todo por lo que quiero, me gusta tener distintas cositas (…)