En 2007 partió rumbo a España y logró la consagración internacional. Luego de dos años en Londres y de ser proclamado por la prensa británica como “el Messi del musical”, el cantante vuelve a la Argentina para presentar un nuevo espectáculo.

 

 

– ¿Cómo nació tu vocación?

 

 

–Empecé a estudiar a los 16 años como un hobby hasta que un día, cantando en una muestra, se abrió un canal de expresión y dije: “Yo quiero que me pase esto toda la vida”.

 

 

Antes de la comedia musical estabas en el mundo de la música, ¿sentís que este es el lugar para quedarte, o imaginás otras posibilidades?

 

 

–La música siempre va a ser mi medio de expresión, más allá de ser actor. Ahora estoy trabajando mucho y tengo mucha proyección, pero también estoy grabando un disco propio.

 

 

Estás instalado en Londres, ¿sentís que ese es tu hogar?

 

 

 

–Me mudé a una nueva casa hace dos meses, hasta ese momento teníamos un pie afuera con mi familia, pensando siempre en qué pasará después. No nos terminábamos de instalar, lo que no es muy sano. Ahora es la primera vez que los tres sentimos: “Sí, instalémonos, apostemos, quedémonos, vamos a crecer acá” (…)