Fabricado en la planta de la firma japonesa en Aguascalientes, México, acaba de llegar al Mercosur con un rediseño exterior, más equipamiento y un nuevo motor de 1.8 litro y 131 CV, confiable y económico.

 

La séptima generación del Nissan Sentra, íntegramente desarrollada sobre una nueva plataforma y producido en México, ya se comercializa en nuestro país en tres versiones (Sense, Advance y SR), esperando a la versión tope de gama (Exclusive), que se sumará en breve.

 

 

A simple vista, las diferencias con la generación anterior son muchas. En la trompa se observa una nueva parrilla, las ópticas son de mayor tamaño y el sector trasero ahora tiene un aspecto más seductor. Su figura es algo más deportiva que el modelo anterior y ganó en capacidad de baúl, que ahora es de 503 litros. Cuenta con un motor nuevo que se ajusta al promedio que ofrece el segmento: un 1.8 litro de 131 caballos de potencia, acoplado a una caja manual de seis velocidades o a la nueva CVT, que permiten un consumo de combustible bajísimo.

 

 

Otra novedad, además de la motorización, es el agregado de la dirección con asistencia eléctrica –antes era hidráulica–, que logra un mejor rendimiento tanto en ciudad como en la ruta. Con respecto a la seguridad, la versión Sense ofrece airbags delanteros, frenos a disco en las cuatro ruedas con ABS, cinturones inerciales de tres puntos en las cinco plazas y ganchos Isofix. En la versión Exclusive viene con seis airbags: delanteros, laterales y de cortina.

 

 

Y queda otro punto a destacar del nuevo Nissan Sentra, que es su variada opción de equipamiento y versiones. En síntesis, es un sedán reconocido en todo el mundo que llega al mercado argentino para competir en su segmento exhibiendo sus mejores armas como equipamiento, diseño y más confort interior.

 

 

 

Artic Cat Wildcat

 

 

Estos vehículos recreativos todoterreno, con capacidad para dos pasajeros, sentados “lado a lado”, son verdaderas máquinas de diversión off-road, con calidad y tecnología made in EE.UU. El Wildcat Trail XT tiene un motor bicilíndrico de cuatro tiempos, con 700 cc y 70 caballos de potencia.

 

 

El Wildcat Trail tiene un motor bicilíndrico en V de cuatro tiempos, 951 cc y 90 caballos de potencia. Los dos tienen caja automática CVT, con cuatro modos: Alta, Baja, Reversa y Parking. Tracción integral desconectable, con bloqueo de diferencial electrónico delantero. Vienen equipados con llantas de 12 pulgadas, dirección asistida y suspensiones con recorrido de hasta 45,7 centímetros.