Con su novio, Clemente Cancela, hacen una de las duplas más divertidas de Twitter, y adonde quiera que vaya integra el podio de las mejores vestidas. Es la voz de Horizonte y está ensayando tres obras de teatro y una ficción para televisión. Hija de Mirta Busnelli y hermana de Alán, Nicolás y Gastón Pauls quiere probar todo, menos ser la niña mimada del medio.

Además de ser vegetariana, te sentís parte de una tendencia de consumo consciente?

–Yo siento que en mi cabeza siempre tuve esa conciencia pero para ponerlo en práctica primero tuve que aprender a cocinar y demostrar que podía hacerme cargo de mi alimentación. Lo bueno es que cuanto más te informás con respecto a un montón de cosas, más se limita el consumo. Igual es muy difícil conciliar la vida que tenemos en una ciudad y con esta disposición de las cosas, hay pocas opciones, demora y cuesta dinero, pero yo, dentro de lo que puedo, lo hago. Si lo pensás, las personas gastan un montón de plata en autos o en ropa buscando cierta satisfacción; cuando te das cuenta de que eso no existe, ¿qué mejor que invertir en el combustible que necesitás todos los días?

–En una entrevista dijiste que cuando terminaste la adolescencia dejaste de comprarte tanta ropa.

–Justo ayer pensaba en eso: gracias a Dios que terminó esa etapa, porque hay gente que compra mucha ropa toda su vida porque le da placer. Yo realmente creo que no es un placer duradero, se agota muy rápido, no es una satisfacción real y no depende de vos, no es un mérito propio, eso me llama mucho la atención (…)