La última versión del modelo más emblemático de Aston Martin se fabrica sólo en versión cupé. Está equipada con detalles exteriores e interiores sobresalientes y su ya conocido motor V12 de 517 CV.

 

El Aston Martin DB9 Vantage fue presentado en el último Motor Show de Ginebra, donde la firma británica mostró dos nuevas versiones: el Vantage Carbon Black y el Carbon White Edition. Este deportivo mantiene la imagen externa del conocido Aston Martin DB9, pero su estética brinda una mayor dosis de adrenalina al contar con un difusor, tomas de aire laterales y manijas de las puertas en fibra de carbono. Incluye, además, luces delanteras direccionales de xenón, un perfil aerodinámico y detalles con el logo. En el interior, la elegancia domina cada rincón del habitáculo. Las butacas de cuero, por ejemplo, llevan de manera opcional costura roja, amarilla o plata, así como también el pomo de la caja de velocidades y el volante.

 

 

Cuenta con una gran cantidad de sistemas, tanto de conducción como de seguridad activa y pasiva, ítems a los que se deben sumar un paquete de conectividad, GPS, una completa computadora de abordo y un equipo de sonido Bang & Olufsen, considerado uno de los mejores para escuchar música.

 

 

Pero si hay algo para destacar de este Aston Martin es lo que se encuentra bajo su capot: un motor V12 de 6.0 litros y 517 caballos de potencia máxima a 6.500 rpm, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de cinco segundos y alcanzar una velocidad máxima de 295 km/h. Este propulsor viene acoplado a una transmisión Touchtronic II, especial de la marca, de seis marchas, que le permite un andar entre tranquilo en la ciudad y picante cuando se lo exige en la ruta.

 

 

Para poder frenar este superdeportivo inglés se colocaron frenos carbocerámicos con discos ventilados de 398 mm, adelante, y 360 mm atrás.

 

 

La primera generación del DB9 se lanzó en Europa en 2004. Una década después, este DB9 Carbon Edition conserva la misma plataforma y tiene el plus de potencia, deportividad y mucho glamour.

 

 

Smart Passion

 

 

Es una edición especial que se presenta en formato cupé y cabrio, y que se destaca por las combinaciones exclusivas de colores de paneles, de célula tridion y llantas especiales.

 

 

Bajo el capot continúa ofreciendo el eficiente propulsor naftero de 1.0 litro y 3 cilindros, que entrega 84 caballos de potencia, acoplado a una caja de cambios automática de cinco velocidades. En su interior, el sector de los paneles permite elegir entre colores blanco (Cristal White) o amarillo (Flame Yellow).

 

 

La célula tridion, que es la estructura de seguridad marcada por una línea que va del parante hasta la parte inferior de la puerta, pasando por el techo, puede venir en color blanco, rojo o gris. Y, finalmente, este Smart viene con las llantas deportivas marca Brabus en negro, gris plata o blanco. Con dos años de garantía sin límite de kilometraje, este Smart Passion Limited Edition sigue siendo una opción interesante para aquellos que busquen sofisticación y tecnología en envase chico.