Tras el éxito de Aramburu, su primer restaurante, el chef Gonzalo Aramburu abrió Bis, una nueva propuesta más informal que seduce con platos de producto en versión contemporánea. Precios accesibles y bocados para vivir una experiencia sensorial y lúdica. Cocina a la vista, mercadito deli y excelente carta de vinos.

 

Gonzalo Aramburu abrió Bis, su segundo restaurante, y vuelve a conquistar paladares con su cocina contemporánea, personal y lúdica. Fiel a su estilo, el producto de estación, las recetas tradicionales versionadas con técnicas modernas y una presentación que seduce al comensal con platos servidos en recipientes divertidos (canastitas freidoras, latas de sardinas o en frascos) siguen siendo protagonistas. Formado en las mejores cocinas de Europa y los Estados Unidos, Aramburu revolucionó la gastronomía porteña con su primer local (que lleva su apellido), que en 2013 fue elegido entre los 50 mejores de América latina.

 

 

Ahora acaba de abrir Bis y sus marcas de identidad vuelven a estar presentes, pero en una versión más terrenal, “casual”, como prefiere definir. Precios más accesibles para bocados deliciosos, en Bis vibra un espíritu de bodegón moderno, con aires de taller de arte y trabajo (la cocina a la vista, las mesas comunitarias, las lámparas de galpón, la luz natural que entra por los enormes ventanales) y también de mercadito del barrio (porque aquí se puede comprar pan, vinos, aceite de oliva, utensilios de cocina y más). Será más “casual” que su restaurante hermano (que acaba de reabrir luego de algunas reformas y que promete sensaciones en un menú de 18 pasos), pero igual de interesante. La brigada está dirigida por Aramburu y su sous-chef, Juan Pedro Piergentili. La propuesta se completa con una excelente carta de vinos organizada por la sommelier Agustina de Alba (elegida dos veces la mejor del país por la Asociación Argentina de Sommeliers).

 

 

Si la mesa completa lo pide, en Bis se puede comer un menú de seis pasos ($290 por persona) o a la carta. Comience por el corderito enfrascado, braseado con especias, con espuma de maíz orgánico y queso feta ($72) o con el huevo a 62° c, espuma de salsa holandesa, confit de pato, espinacas salteadas, hongos, chips de mandioca y ajos ($58). Siga con ojo de bife ahumado (que sale en su punto perfecto de cocción, jugoso por dentro y crocante por fuera) con puré de kabutia, chips de batata, pesto y puerros braseados ($110) o cochinillo al vacío con puré de papas trufado, cebollas y morrones asados, jugo de coñac y huevo frito ($110). De postre: ensalada de frutas que parece un cuadro (cada trozo está trabajado de manera diferente: o se grilla o se cocina al vacío para cambiarle el sabor, a $54). Bis, para pedir una más y salir pipón.

 

 

Aramburu propone la innovación permanente. Su primer restaurante fue elegido en 2013 entre los 50 mejores de América Latina. Y va por más.

 

 

 

Aramburu Bis

 

Humberto Primo 1207 (esquina Salta)

 

Teléfono: 4304-5697. Precio promedio noche $250.

 

Abierto de lunes a sábado mediodía y noche.

 

www.aramburubis.com.ar

 

 

 

 

1) Codorniz rellena, cebada perlada, acelga, miel y castañas ($120).

 

 

2) Papas fritas servidas en canastita freidora.

 

 

 

3) Ensalada de verdes, tomates frescos, queso feta, olivas, almendras y chutney ($65).