Fabricado en la planta de General Pacheco, se presenta en versiones hatchback y sedán junto a un exclusivo equipamiento de confort, seguridad y gran tecnología de abordo.

 

Exhibido a modo de avant première en el último Salón del Automóvil de Buenos Aires, el nuevo Ford Focus de plataforma global fue lanzado en el país. Producido en la planta de Ford Argentina de General Pacheco, el nuevo Focus exhibe la evolución del Kinetic Design a través de sus líneas exteriores y detalles interiores.

 

 

Esta renovada generación del Focus se ofrece en versiones hatchback y sedán. El aerodinámico diseño exterior se combina con el confort y la sofisticación de su interior para brindar una nueva imagen de energía y dinamismo. Sus nuevas líneas levan la firma del Kinetic Design.

 

 

Desde el diseño de la parrilla con forma trapezoidal dividida en tres elementos y los faros de bi-xenón más delgados y estilizados, pasando por la elevada línea de cintura que brinda sensación de movimiento, hasta la zona trasera con las ópticas envolventes y un alerón trasero del color de la carrocería.

 

 

El nuevo Focus está disponible en dos motorizaciones: el 1.6 litro Sigma, de 125 CV y 159 Nm a 4.000 RPM, y el 2.0 litros Duratec GDI con inyección directa, de 170 CV y 202 Nm a 4.400 RPM. Ambos incorporan el sistema Ti-VCT (apertura variable de válvulas dual), que permite retrasar o adelantar la apertura y cierre de las válvulas de admisión y escape, mejorando así el consumo de combustible y su respuesta.

 

 

Los dos propulsores se acoplan a la transmisión Powershift Secuencial de seis velocidades con EcoMode. Se trata de una caja manual automatizada, que combina la performance de una transmisión manual con el confort que produce una transmisión automática.

 

 

Entre sus características más novedosas, el nuevo Focus suma ahora el Sistema de Control de Torque en Curvas (TVC), que tiene la capacidad de ajustar la velocidad de cada rueda delantera a fin de mejorar la agilidad al doblar, reduciendo notablemente el subviraje y aumentando la maniobrabilidad al acelerar en las curvas.

 

 

El nuevo Focus está equipado con el sistema Sync potenciado con MyFord Touch, una interfaz que consiste en una pantalla táctil LCD de ocho pulgadas en la consola central y que permite controlar diferentes funciones de conectividad, entretenimiento, navegación y climatización.

 

 

El alto nivel de equipamiento se completa con el sistema de apertura y cierre KeyLess; el arranque sin lave con botón Ford Power; el sensor de lluvia y el climatizador automático doble zona comandado por voz.

 

 

El nuevo Focus ofrece seis airbags (frontales, laterales y de cortina), carrocería de alta resistencia con jaula de seguridad ultrarrígida y y zonas de deformación programada y cinturones de seguridad.

 

 

Otros componentes que refieren a la seguridad activa del nuevo Focus son el sistema de activación de balizas y desbloqueo de puertas poscolisión y el detector de baja presión en neumáticos. Una novedad para el segmento es que el Focus incorpora el Sistema de Estacionamiento. 

 

 

Asistido, que le permite al usuario estacionar el vehículo de manera automática sin operar el volante. Una vez activado, monitorea el camino detectando los espacios libres donde el vehículo puede estacionar, realiza el cálculo correspondiente y ejecuta las maniobras necesarias de manera automática hasta que el vehículo queda perfectamente estacionado en paralelo. El nuevo Focus competirá en un segmento con novedades locales e importadas, pero cuenta con todas las armas para convertirse en el número uno. 

 

 

 

La marca que acaba de cumplir un siglo en el país no deja de evolucionar.