Una marca a través de sus 140 años.

 

Heineken fue creada en 1873 por Gerard Adriaan Heineken y desde ese entonces, ha crecido mundialmente por su principal esencia: ser una cerveza Premium que mantiene la misma receta de hace 140 años y cuida como ninguna la calidad y la uniformidad del sabor.

 

 

La fórmula creada por Heineken para mezclar lúpulo, malta, levadura y agua es un secreto muy bien guardado que utiliza los ingredientes naturales más puros y con rigurosas exigencias técnicas. En su fórmula -100% malta- se utiliza la exclusiva “levadura 1 A” creada por un discípulo de Louis Pasteur. Este componente es distribuido a todas las fábricas en el mundo desde Holanda, para asegurar el sabor característico de Heineken. A su vez, cada fábrica envía, todos los meses, muestras para que los maestros cerveceros holandeses verifiquen y aseguren la calidad de sus atributos y la uniformidad en su sabor.

 

 

Heineken es la marca Premium de cerveza más internacional que está presente en 198 países y vende 27,4 millones de hectolitros anuales fuera de su país de origen (la marca que más vende fuera de su país). En la Argentina es elaborada por CCU Argentina en las plantas ubicadas en la provincia de Santa Fe y en la localidad de Luján, y vende más de 43 millones de botellas al año.

 

 

Festejo

 

 

Para celebrar su 140º aniversario, Heineken lanzará en la Argentina una colección de botellas con siete etiquetas alusivas al pasado, presente y futuro de la marca. Es la primera vez en 15 años que Heineken lanza una edición especial para su botella de litro.

 

 

 

La etiqueta

 

 

La estrella roja es un símbolo inconfundible en la etiqueta de Heineken. Apareció por primera vez como componente estable del logo en 1931 y sus cinco puntas representan los elementos presentes en una buena cerveza: tierra, fuego, aire, agua y un quinto elemento que, según los cerveceros medievales, era la magia.