El actor inglés del momento se convirtió en un verdadero sex symbol a nivel mundial gracias a su papel protagónico en esta exitosa saga de películas. Skyfall, la más reciente entrega de la serie, recaudó 574 millones de dólares a sólo dos semanas de su estreno, posicionándolo como uno de los personajes más taquilleros del año. En este perfil, sus comienzos en el teatro under, sus diferentes matrimonios y la historia de una carrera que sigue prometiendo.

Daniel Craig

 

 

Hay notas que se empiezan a escribir solas, surgen directamente de las imágenes. ¿Cómo no escribir mirando a Daniel Craig? Un hombre así es inevitablemente inspirador, y ni hablar si ese físico se asocia a James Bond. El único problema con estas notas es que quién querría leerlas cuando está frente a esas mismas imágenes.

 

Por suerte la curiosidad de saber más de él obliga a quitar los ojos por instantes y a los saltos de esas fotos para enterarnos. ¿Lo primero? Sí, está casado, desde junio de 2011 con Rachel Weisz, la actriz de El jardinero fiel, con Ralph Fiennes, El jurado, con John Cusack, y, ahora, El legado de Bourne. La de esa belleza quieta e inapelable.

 

Mejor volvamos a la foto, y de allí, a su historia. En 2005, cuando se anunció que sería el sexto 007, pocos sabían quién era Daniel Craig. Se comenzó a saber que era un reconocido actor de teatro en Inglaterra con una carrera cinematográfica en la que ya había algunos títulos no precisamente del circuito off. Entonces empezaron los “¡ah, era ese!”. Ya había participado en films como Lara Croft: Tomb Raider, en 2001, junto a Angelina Jolie; Camino a la perdición, en 2002, de Sam Mendes, junto a Tom Hanks, Paul Newman y Jude Law; Sylvia, 2003, junto a Gwyneth Paltrow, basada en la vida de los poetas Sylvia Plath y Ted Hughes; Munich, 2005, bajo la dirección de Steven Spielberg. Claramente no era un desconocido, aunque la mayoría de los espectadores ni lo había registrado. En cualquier caso, no era ni la sombra de conocido de quien se iba a convertir apenas se lo incluyó en una de las franquicias más largas y rentables de la historia del cine. Críticas, discusiones; nadie quería a ese James Bond hasta que cubrió la pantalla de Casino Royale y buena parte de los más criticones se enamoraron de él sin más. Mide 1,78 m. Esto se supo tiempo después, cuando sus ojos azules unidos a un físico trabajado en gimnasio siete horas por día fueron componiendo la imagen. Y nació el 2 de marzo de 1968 en Chester, Cheshire, Inglaterra.

 

No se sabe qué es, nunca se sabe qué hace la diferencia, por qué a algunas figuras les perdonamos lo imperdonable. De Daniel Craig ni siquiera nos importa que por momentos parezca un muñeco de torta todo trabadito, o peor aun, que tenga ese look tan de militar de civil. Pantalones ajustaditos, mano izquierda en el bolsillo del pantalón, lo mismo si camina en la red carpet del Royal Albert Hall, donde se estrenó el 26 de octubre Skyfall, o junto a las ruinas del mundo, en alguna de las tres películas que ya hizo para la saga Bond, ese muñeco de torta vestido por Tom Ford ni siquiera tiene que mostrar sus ojos azules. Quién sabe qué es lo que hace que mucho antes de la escena en que Naomie Harris lo afeita con una navaja y él, semidesnudo, despliega toda su seducción, ya nos haya fascinado completamente.

 

Sí, esto ocurre en Skyfall, la última de James Bond, que a dos semanas de estrenada en el mundo ya había recaudado 574 millones de dólares. ¡Ah, los hombres fuertes que se dejan ver vulnerables! ¿Será ese su secreto? Cuando le preguntan cómo se siente siendo uno de los actores más deseados, él dice: “No pienso demasiado en eso”.

 

Daniel Craig tiene un historial público interesante: estuvo casado con la actriz escocesa Fiona Loudon, entre 1992 y 1994. De ese matrimonio, nació su única hija, Elle, que hoy tiene veinte años. Tiempo después, él, que no habla de su vida privada, lo explicó así: “Creo en el matrimonio, realmente creo en él. Creo que estar junto a alguien y hacer un compromiso público es algo bueno. Sólo que en aquella época no lo entendía”. Luego estuvo en pareja siete años con la actriz alemana Heike Makatsch, y seis, hasta 2010, con la productora de cine Satsuki Mitchell. En el medio, hubo romances con Kate Moss y Sienna Miller –quien engañó a Jude Law con Craig, luego de descubrir que él tenía una relación con la niñera de sus hijos–. Fue también en 2010 cuando filmó Detrás de las paredes del director Jim Sheridan, junto a Rachel Weisz. Unos meses después se casaban en secreto en Nueva York, acompañados del hijo de 5 años de Weisz, Henry, y de Elle Craig. La actriz inglesa había estado en pareja nueve años con el padre de su hijo, el director de El cisne negro, Darren Aronofsky.

 

Todas las ex compañeras de escena de Craig dicen de él que es sexy, encantador, elegante, divertido, y Angelina Jolie aseguró que es el mejor “besador” en el mundo del cine. Sin embargo, su sex appeal no es sólo cuestión de mujeres. El encanto de Daniel Craig también afecta al sexo masculino y la celebración de su costado gay no es parte menor de su éxito, a tal punto que su encuentro con Javier Bardem en Skyfall, en el que el español le acaricia el cuello, el pecho y la pierna, se convertirá en una de esas escenas inolvidables del cine mundial.

 

Por la misma época en que Craig se convertía en celebrity como el nuevo 007, llegaba a la pantalla su Perry Smith –uno de los asesinos de toda una familia que dio origen al libro de Truman Capote A sangre fría– en la película Infame. Uno de los ejes del film es la intensa seducción que une al personaje de Daniel Craig con el Capote interpretado por Toby Jones durante la larga serie de entrevistas en la cárcel. Tan lejos de Bond, pero tan desaforadamente sexy como él, o tal vez más.

 

 

 

Todas las ex compañeras de escena de Craig dicen de él que es sexy, encantador, elegante, divertido, y Angelina Jolie aseguró que es el mejor “besador” en el mundo del cine.

 

Poco más para contar, quizás agregar que por Skyfall cobró 17 millones de dólares, y que ya firmó para dos Bonds más. Y por si alguien quiere intentarlo, su dirección para fans: Todas las ex compañeras de escena de Craig dicen de él que es sexy, encantador, elegante, divertido, y Angelina Jolie aseguró que es el mejor “besador” en el mundo del cine.

Daniel Craig

Independent Talent Group Ltd.

Oxford House

76 Oxford Street

London W1D 1BS

UK