Toda gran civilización plasma su arte en diversas expresiones, la gastronomía entre ellas.

 

Y esta incluye las bebidas espirituosas. El pueblo inca, aparte de dejarnos muchas incógnitas, como las murallas de Machu Picchu y su increíble perfección en las uniones, nos legó sus bebidas: el pulque, la chicha, el pisco y, en los últimos cien años, el gran desarrollo de una bebida milenaria que Perú tomó como propia, la cerveza, compañera ideal de ceviches, tiraditos y la mayoría de los platos con base en pescados y mariscos.

Cusqueña es la síntesis del arte y la tradición en cervezas livianas, ideal para esta parte calurosa del globo, su botella refiere directamente a las murallas de su ciudad, y es furor en el mundo. Aquí te la presentamos, es el toque de seducción que le faltaba a la espléndida invasión culinaria del Perú.

 

Ingredientes

 

Cerveza premium hecha con 100% de pura cebada malteada y con lúpulo saaz, el más fino del mundo, que le da cuerpo, sutil aroma y sabor puro a cerveza.

Místico origen

Botella labrada con el diseño de la Piedra de los 12 ángulos, símbolo de calidad y origen de la perfección inca. 

Color

Dorado intenso como el oro de los incas. Reflejo de sus ingredientes de gran calidad.

 

Podés disfrutarla en los mejores restaurantes nikkei de Buenos Aires, como en Osaka, Sipán, Paru Inca y Tó