UNA NOCHE DE CARRERAS CON MUCHO GLAMOUR

Más de 700 invitados participaron de la primera edición “Prix de Baron B” llevada a cabo en el Hipódromo de San Isidro. Ambientada al estilo de las tradicionales carreras hípicas europeas de la Francia del siglo XVII, los celebrities se ataviaron según un estricto código de vestimenta que indicaba jackets y galera para los hombres, mientras que las damas lucieron espléndidos sombreros y “fascinators”.

{gallery}http://www.flickr.com/photos/aleblock/sets/72157628858507537/:20:95:70:0:2:jquery_fancybox:Galleria{/gallery}


UNA NOCHE DE CARRERAS CON MUCHO GLAMOUR

Más de 700 invitados participaron de la primera edición “Prix de Baron B” llevada a cabo en el Hipódromo de San Isidro. Ambientada al estilo de las tradicionales carreras hípicas europeas de la Francia del siglo XVII, los celebrities se ataviaron según un estricto código de vestimenta que indicaba jackets y galera para los hombres, mientras que las damas lucieron espléndidos sombreros y “fascinators”.

El público, además, tuvo la posibilidad de apostar al caballo que esperaban fuera el triunfador en una competencia que se desarrolló a pura adrenalina en la pista principal del recinto. Una vez finalizada la carerra, se sorteó entre los ganadores un premio muy especial: nada menos que su propio peso en Baron B.

Uno de los afortunados fue Cristiano Rattazzi, que se llevó 88 kilos del más elegante espumante argentino.