El verano es el momento más optimista del año.

El verano es el momento más optimista del año.

También es la época en la que estamos superatentos a todo lo que pasa en materia de tendencias y quizá por eso queremos probar cosas nuevas. El after office es el momento ideal para incursionar en sabores novedosos, por ejemplo, un buen trago con Campari.

No hace falta ser un experto con la coctelera para hacerlo en casa, alcanza con seguir las instrucciones que damos aquí. Un último tip: servirlo en vasos lindos (será más rico todavía).

¿Cómo hacerlo? El Campari Tonic se destaca por su color rojo intenso y por un suave amargor en el final de boca. Además, es superrefrescante.

Se mezcla el Campari con la tónica y se agrega la naranja. Para darle más aroma se agrega un trocito de cáscara que se retuerce sobre el resto

para perfumarlo. Los tonics son de los tragos más antiguos, pero están más de moda que nunca. El primer capítulo del nuevo libro de

Inés delos Santos habla sobre variantes de tonics, y en las principales barras del mundo ya hay distintas aguas tónicas para mezclar con Campari.